Cómo ahorrar dinero

Cómo hacer frente a tus gastos con tu salario y no morir en el intento

Si eres de esas personas que no llega a fin de mes con tu salario, puede ser debido a dos situaciones: o tu salario es demasiado bajo o tal vez no estás distribuyendo bien tus gastos. Desde Ambidiosidad te mostraremos una regla de distribución de tu salario para que aprendas a ahorrar, tener ocio y hacer frente a tus gastos generales (hipoteca, luz, agua…)

Regla del 50/30/20

Esta regla es muy sencilla, se trata de aplicar estos tres porcentajes a tu salario de tal manera que el 50% de tu salario vaya destinado a tus gastos básicos como la hipoteca, la luz, comida, el coche… el 30% lo destines al ocio como viajes, fiesta, caprichos… y finalmente el 20% lo ahorres para un futuro, gastos repentinos (por ejemplo una avería en el coche). Fácil, ¿Verdad? Desde Ambidiosidad te animamos a que pruebes esta fórmula, verás como es efectiva.

Pongamos un ejemplo 50/30/20 para un salario de 1000€ (netos).

Lo distribuiríamos de la siguiente manera:

50% de 1000€ = 500€ irían destinados a los gastos generales.

30% de 1000€ = 300€ irían destinados al ocio.

20% de 1000€ = 200€ irían destinados al ahorro.

Factores a tener en cuenta en la regla 50/30/20

En caso de que te sobre dinero de los gastos generales, pásalos al ocio y si te sigue sobrando dinero, ahorralo.

Si por el contrario te falta dinero para hacer frente a los gastos generales, quita del % del ocio y del ahorro, pero nunca bajes del 15% de gasto en ocio ni bajes del 10% en ahorro.

Es muy importante tener dinero y tiempo para el ocio, ya que rendirás mucho mejor en tu trabajo y tendrás mejor calidad de vida, por eso desde Ambidiosidad te recomendamos que salgas y te lo pases bien, haz cosas que te motiven, que te hagan feliz, o simplemente te hagan desconectar para evitar emociones negativas como la ansiedad o el estrés, sino, es fácil que puedas llegar a tener enfermedades como la depresión.

No nos olvidemos del ahorro, con esta regla que Ambidiosidad te ha explicado, estarás ahorrando dinero para hacer frente a esos gastos imprevistos sin necesidad de pedir préstamos o ayudas que a la larga nos salen más caros. Si ya tenías ahorrado dinero, mucho mejor, pues contarás con mayor margen de gastos repentinos.

Si has hecho caso a este artículo de Ambidiosidad , has aplicado esta regla y siguen sin cuadrarte las cuentas, tendrás que ver si tu salario es lo suficientemente grande como para hacer frente a tus gastos generales, pues tendrás que adaptarte según el salario que tengas. No podemos pretender con un salario de 1000€ hacer frente a una hipoteca de 800€, ya que no tendremos margen de ocio ni de ahorro. Puedes plantearte cambiar de trabajo o tratar de disminuir esos gastos generales.

¿Quieres que hablemos de algo en concreto? Desde Ambidiosidad te animamos a que nos mandes tu propuesta a nuestro correo electrónico ambidiosidad@gmail.com.

Si te ha servido el contenido deja un comentario y una valoración. ¡Suerte!

[kkstarratings]

Share
Los comentarios de Disqus están cargando....

Comments are closed.